Pérgola exterior metálica en el jardín de un hotel

Umbráculo vegetal

Construcción de tres pérgolas para el comedor exterior de un hotel estacional.

El reto consistía en dar sombra a una gran superficie, alejándose de posibles propuestas que ofrecieran una sensación de sobreconstrucción al espectador.

Por lo tanto, se pretendía buscar soluciones ligeras, livianas, más propias del espacio exterior que del interior, y muy vinculadas con el jardín y la naturaleza que lo rodea, de gran valor paisajístico.

La fragmentación en tres módulos, en tres pérgolas, cada una de ellas de distinta altura, contribuye a ofrecer un aspecto más amable, espontáneo y acorde con el aspecto buscado.

Las pérgolas se materializan con la mínima sección de hierro oxidado y estabilizado, en consonancia con la voluntad de buscar el mínimo impacto en el paisaje. Está previsto que la vegetación acabe colonizando las pérgolas a modo de umbráculo vegetal.

  • año 2018
  • ubicación Begur, Costa Brava
  • fotógrafo Pepe Gascón Arquitectura